ALTA FRECUENCIA

Reparacion y suministro de maquinas de alta frecuencia

Maquinas de ALTA FRECUENCIA
Reparacion y suministro de maquinas de alta frecuencia Fein , Bosch , Rava .
Reparación y suministro de convertidores de frecuencia , rotativos convencionales y electrónicos
Rebobinado de estatores para maquinas de alta frecuencia, acabados con barniz dos componentes secado al horno y encapsulado epoxy.
Mecanizado ,recuperacion y mejora de repuestos y componentes para maquinas de alta frecuencia
Suministro de repuestos nuevos para las principales marcas del mercado

             

Catalogo FEIN A/F          Catalogo BOSCH A/F

¿Qué es alta frecuencia?

En la electrotécnica solo las frecuencias superiores a 10 kHz se consideran alta frecuencia.
No obstante, en las herramientas eléctricas este concepto se ha introducido para todas las frecuencias de red que se hallan por encima de la frecuencia estándar (50/60 Hz).
Hoy en día, para las herramientas eléctricas de alta frecuencia se utiliza principalmente una frecuencia de 300 Hz.

Mejora del rendimiento

Entonces, ¿por qué se conduce la corriente desde la toma de corriente a una frecuencia más alta? Uno de los motivos es la búsqueda de mayor potencia.
Al aumentar la frecuencia se consigue una velocidad más elevada. De forma directamente proporcional a la frecuencia aumentada, se incrementa la potencia efectiva del motor. Con 300 Hz la potencia se multiplica por seis, debido a que la frecuencia es seis veces superior a 50 Hz.
Los convertidores de frecuencia necesarios para elevar la corriente a esta frecuencia se conectan a la red de corriente trifásica.

Ventajas

Muchas otras ventajas justifican el uso de herramientas eléctricas de alta frecuencia en el entorno industrial. Gracias a la elevada potencia, las velocidades ideales, el comportamiento de velocidad constante incluso bajo carga y el enorme rendimiento de desbaste que ello conlleva, la productividad aumenta de forma demostrable.

El desgaste de la herramienta se minimiza.

Las herramientas eléctricas de alta frecuencia se han diseñado a nivel constructivo para una carga máxima y costes de mantenimiento mínimos. El resultado es una duración más elevada, tiempos improductivos más bajos y la reducción de los costes de mantenimiento y reparación.
En el uso continuo industrial, por ejemplo en el funcionamiento en varios turnos, la decisión de utilizar la alta frecuencia es muy importante para lograr más rentabilidad.